Debe ser por lejos el más temático de los restaurantes temáticos de Santiago, y debe haber muy pocas personas en Chile que tengan una colección de objetos relativos al mar, tan grande como la de su dueño. Una apuesta así puede quedar corta, verse pobre, y no alcanzar a provocar mucho en los comensales, pero este restaurant no es el caso. Vale la pena darse una vuelta. Eso si, no comimos, por lo que sólo podemos decir que su decoración es alucinante.

3 comentarios

  1. Hermoso lugar , hay que visitarlo.

  2. Edith dijo:

    Mi comida tenía un pelo. Con eso les digo todo.

  3. [...] Los invitamos a revisar la nota sobre nuestro esquisito restaurant realizada por Closer.cl Clic Aquí [...]

Comenta