Ubicado en la comuna de Las Condes, muy cercano a los faldeos cordilleranos, el edificio construido en 1965 es una de las obra del movimiento moderno nacional más aclamada; no en vano fue declarado Monumento Nacional en 1981. Su autor, un monje benedictino, comparte junto a una veintena de internos una vida ascética y dedicada a las labores monacales. Reconocidos son los cánticos gregorianos de los sacerdotes, que adornan las ceremonias dominicales, abiertas al público en general.

Quizás también te interese ver

1 comentarios

  1. Porque no, en vez de animar las fotografías, hacemos un video de estos íconos arquitéctonicos?

Comenta