El Jardín Botánico fue plantado en la década del treinta y posee un amplio circuito interior que se inicia en una gran explanada circular rodeada de especies vegetales de gran belleza, seguida por una hermosa avenida de impactantes colores. A continuación se encuentra un área de césped, rodeada de imponentes árboles, complementada por un palmar y una amplia laguna, donde se puede observar cisnes de cuello negro. En su interior hay un cactario con una fabulosa colección de cactus chilenos. Este Parque fue construido para uso particular de Don Pascual Baburizza, destacado industrial del salitre, quien plantó personalmente muchos de los árboles. A su muerte donó el parque a la ciudad. El recinto está bien mantenido, cuenta con más de 3.000 especies vegetales de gran belleza y un sector acondicionado para realizar picnic. Existen especies de incalculable valor botánico como el Tomiro, árbol extinguido en su lugar natural, Isla de Pascua.

Quizás también te interese ver

Comenta