Desde 1996, la antigua casa patronal de don Domingo Fernández Concha está habilitada como el hermoso Hotel Casa Real de Viña Santa Rita. La casona, de estilo pompeyano, dispone de 16 acogedoras habitaciones. Lo antiguo con lo moderno se conjugan al recorrer el hotel. Lámparas de lágrimas, calefactores, retratos, tapices y roperos se entremezclan con una decoración contemporánea, pero que no desea dejar lo clásico atrás. En 1885, el arquitecto Teodoro Burchard, de origen alemán, terminó de construir la capilla neogótica a un costado de la antigua casa patronal. A pesar de los años, todo está muy bien conservado. No en vano uno de los restauradores de la Capilla Sixtina en el Vaticano, viajó desde Florencia (Italia), sólo para recuperar este templo. Un lujo y quizás uno de los secretos mejores guardados de la viña santa rita.

Comenta