Este bello edificio que data de principios del siglo XX fue diseñado por el arquitecto Emilio Jéquier, uno de los más activos de la época y responsable de obras como el Museo de Bellas Artes y la Estación Mapocho. Fue en el año 1913 que comenzaron los trabajos para darle forma a esta nueva creación, en un antiguo terreno perteneciente a las monjas agustinas. Es en el primer nivel donde se encuentra la Sala de la Rueda, espacio donde se llevan a cabo las principales transacciones bursátiles del país. Por su historia e importancia, además de su valor arquitectónico, la construcción fue declarada Monumento Histórico el año 1981.

Quizás también te interese ver

Comenta