Durante muchos años estás fueron las bodegas del registro civil, hasta que un día el banquetero top pablo johnson pasó por fuera y se enamoró el edificio. Hizo una oferta de compra, se la aceptaron y desde entonces, ha sido uno los centros de eventos más importantes de la capital, que ha albergado grandes lanzamientos de diversas marcas y muchísimos matrimonios de la sociedad santiaguina.

Comenta