Estuvo dos años estudiando en París, y acaba de volver para cumplir con el compromiso que tenía con Pablo Simonetti: Tomar la posta de la presidencia de la fundación iguales, para que el escritor pudiera volver tranquilamente a las letras, y no dejar descabezada una entidad que ha cobrado fuerte protagonismo esto últimos años en pro de los derechos de las minorías. Fue además, quien puso su cara para el famoso comercial de la campaña publicitaria de Piñera, en donde el ahora presidente prometía velar por los derechos de las minorías sexuales. Promesa que hasta el día de hoy no ha sido cumplida, y se ve difícil que se cumpla antes del término de su mandato.

Quizás también te interese ver

Comenta