Se lució en Los Archivos del Cardenal en el papel de torturador, y luego como protagonista en El Reemplazante, dos de las mejores series que ha visto la televisión chilena en los últimos tiempos.
 
Con esos dos papeles se metió de lleno dentro de un selecto grupo de excelente actores, ya que antes de eso su perfil era más bien bajo, puesto que sólo se le había visto en teatro.
 
Un enorme descubrimiento que tiene carrera para rato.

Quizás también te interese ver

Comenta