Rodeada por un pequeño bosque nativo, esta casa de playa es un refugio de tesoros, artesanía y arte. Proyectada en 2002 por Mauricio Léniz, está construida sobre la misma pendiente del cerro lo que genera 3 niveles distintos que buscan distintos usos. El color blanco es la base para un complemento de materiales y colores que da como resultado un ambiente relajado y cálido.
 
Este post es una colaboración entre Closer y Depto51

1 comentarios

  1. eve dijo:

    Pura. uno queda con ganas de ver mas: cocina, cuartos, baño, comedor etc. cuando a uno le gusta la decoración adora los detalles!!!!!

Comenta