La deformación profesional sólo le juega a favor al diseñador de interiores Cristián Preece. Es así como esta casa “de condominio” se salió del molde y se convirtió en un lugar muy especial que lo representa 100% a él y a su familia. La mayoría de los muebles han sido diseñados por Cristián para crear un look ecléctico, despojado de los prejuicios y que nunca está completo si no hay flores o velas. El arte juega un rol fundamental aquí también con obras de Bororo, Paz Lira, Antonia Boza y Jaime León, entre otros.
 
Este contenido es una colaboración entre CloserTV y Depto51

Comenta