Esta es una de esas casas en la playa que se usa todos los fines de semana. En un entorno verde, y con salidas de luna increíbles, este matrimonio con dos hijos decidió tener una casa donde se pudiera descansar, relajarse y pasarlo bien. Y eso mismo es lo que se refleja en la decoración: sin reglas y con mucho espacio para que todos estén cómodos. Hace poco hicieron un quincho para invitar a la familia y los amigos a hacer asados y compartir al aire libre, ¿qué más se puede pedir?
Este post es una colaboración entre Closer TV y Depto51

Quizás también te interese ver

Comenta